Organización

Equipo Nacional

Para fortalecer el trabajo del Movimiento hay una organización que funciona de la siguiente manera:

  • Grupos de niños y adolescentes; que están insertos en las parroquias, capillas, colegios, sedes sociales, etc. de las diferentes Diócesis en donde está presente el MOANI.

  • Equipos de Delegados de niños y Adolescentes;Elegidos por sus pares, los representan en las reuniones con otros grupos de la Diócesis para organizar actividades en conjunto a nivel parroquial, sectorial o diocesano.

  • Grupos de acompañantes; Los que acompañan a los niños y adolescentes. Coordinaciones Diocesanas:Compuestas por los representantes de los acompañantes y representantes de niños y/o adolescentes.

  • Equipo Nacional de Niños y Adolescentes: Formado por 2 niños y 3 adolescentes. Sus funciones son coordinar las actividades a nivel nacional, encuentros de formación, jornadas, etc., Editar material sobre el Moani,  mantener la comunicación entre las Diócesis, trabajar en conjunto con el Equipo Nacional de Acompañantes en la coordinación de las distintas actividades del quehacer nacional, representar al Movimiento en instancias de participación con otras agrupaciones que trabajan con niños y adolescentes, tanto de Iglesia como sociales, etc.

  • Equipo Nacional de Acompañantes: Formado por representantes de las Diócesis que tienen las mismas funciones que el Equipo de Niños y preocuparse de la relación con la Iglesia Nacional, Diocesana y local, tratando de ser portavoz de los niños, en los casos que sea necesario. Dentro del Equipo está la Secretaria Nacional, que además se encarga de las relaciones con otras organizaciones, y con la iglesia, como  de finanzas y de coordinar y hacer visitas diocesanas.

  • Asesor Nacional: Sacerdote que acompaña al Movimiento, especialmente al  Equipo Nacional, en la dimensión evangelizadora y en la formación de niños, adolescentes, acompañantes y asesores del MOANI.

Nuestro asesor Nacional es el padre Alfonso Baeza Donoso, quien es Vicepresidente de Caritas – Chile.


El movimiento nacional coordina las actividades nacionales. Por lo general las actividades diocesanas son autónomas y tienen que ver con las realidades y las necesidades de cada Diócesis.

Equipo Nacional de nñņos

En el Ampliado Nacional de Abril de 2007 se evaluaron los desafíos y propuestas del consejo nacional del año 2005. La planificación para los años 2007 – 2009 se centró básicamente en seguir avanzando  en los desafíos propuestos.


Líneas de acción 2007 - 2009

Por un movimiento cada vez más nuestro, participación y protagonismo

FORMACIÓN:

Propender a la elaboración de un plan de formación continua a mediado y largo plazo.

  1. Planificando y elaborando material de formación adecuado a las necesidades de niños, niñas, adolescentes, iniciados y acompañantes.

  2. Favoreciendo el compartir de experiencias enriquecedoras entre diócesis.

  3. Revitalizando los equipos de formación.

  4. incentivando el rol protagónico de los niños, niñas y adolescentes en las instancias de formación.

EXTENSIÓN:

Planificar y ejecutar, acciones de extensión, realistas y eficaces.

  1. Estableciendo prioridades en la extensión que maximicen los recursos disponibles.

  2. Facilitando el acceso a la información que permita involucrar a los pastores de la Iglesia en la extensión del movimiento.

  3. Promoviendo la participación de niños, niñas y adolescentes en redes, con el objetivo de generar condiciones favorables para la extensión.

COMUNICACIÓN Y DIFUSIÓN:

Instalar un sistema de comunicación que permita, a todas las instancias del movimiento, el manejo de la información y facilite la difusión del movimiento.

  1. Usando los recursos tecnológicos disponibles.

  2. Recuperando el hábito de elaborar actas e informes de los acuerdos y decisiones asumidas en cada instancia del movimiento.

  3. retomando la publicación de boletines periódicos que difundan e informen acerca de la vida del movimiento y las acciones de los niños, niñas y adolescentes.

FINANZAS:

Optimizar el acceso a las fuentes de financiamiento y asegurar el uso eficaz de los recursos.

  1. Desarrollando capacidades y orgánicas que permitan el acceso a recursos disponibles.

  2. Compartiendo experiencias positivas y replicables en la obtención de recursos.

  3. Revelando y valorando el aporte significativo de los niños, niñas y adolescentes en el autofinanciamiento.

  4. Transparentando la administración de recursos con la elaboración de informes periódicos en las distintas instancias del movimiento.

MIDADEN:

Difundir y fortalecer la pertenencia al movimiento internacional

  1. Asegurando que la información del movimiento internacional llegue a todos los niveles de manera oportuna.

  2. Comprometiendo a los delegados nacionales en la obligatoriedad de informar acerca de su representación en los encuentros internacionales.


Elaborando material de difusión de la orgánica y prioridades del movimiento internacional adecuado a los distintos destinatarios dentro del movimiento y fuera de él.